Entrevista a Alfredo Bermúdez de Castro y Julio González Díaz, investigadores que han liderado el proyecto GANESO, Premio de Transferencia de Tecnología en Galicia 2016

Versión para impresiónEnviar a un amigo
La empresa Reganosa ha recibido el  Premio de Transferencia de Tecnología en Galicia 2016, como mejor caso de éxito en grandes empresas, con un proyecto desarrollado por el Instituto Tecnológico de Matemática Industria (ITMATI) en estrecha colaboración con la USC.
GANESO es una herramienta basada en la aplicación de la matemática industrial para simular y optimizar, en cualquier escenario, el funcionamiento de redes de transporte de gas de forma muy rápida, permitiendo la gestión integral de redes de gas bajo criterios de máxima eficiencia. Además, la herramienta dispone de un amplio abanico de módulos adicionales que incluyen funcionalidades como planificación bajo incertidumbre de las nuevas infaestructuras a construir en la red, simulación de la red en estado transitorio, cálculo dinámico de tarifas de acceso a la red, entre otras.
Se trata de un proyecto iniciado en el año 2011 por investigadores pertenecientes al Departamento de Matemática Aplicada y al Departamento de Análisis Matemático, Estadística y Optimización de la Universidad de Santiago de Compostela (USC). Los Investigadores Principales de este proyecto han sido desde su inicio Alfredo Bermúdez de Castro López-Varela, Catedrático de Matemática Aplicada (USC) y Julio González Díaz, Profesor Ayudante Doctor del Departamento de Análisis Matemático, Estadística y Optimización (USC). Ambos investigadores forman parte de 2 grupos de investigación asociados a math-in, concretamente el grupo de Ingeniería Matemática (mat+i)  y  el grupo Modelos de Optimización, Decisión, Estadística y Aplicaciones (MODESTYA), respectivamente.
La solución desarrollada se basa en la aplicación de las matemáticas industrial  para simular y optimizar de manera muy rápida, y en cualquier escenario, el funcionamientola operación de las redes de transporte de gas (en el caso de la española, de 13.000 kilómetros, el proceso llevaen menos de 10 minutos). Su aplicación permite considerar todas las situaciones de demanda posibles y tomar decisiones de forma eficiente. El rápido incremento del consumo de gas en Europa en los últimos diez años, la puesta en marcha del mercado organizado de gas en España a finales de 2015 y la progresiva unificación de los mercados en la Península Ibérica son un contexto de gran oportunidad para esta herramienta. En el caso particular de Galicia, que tiene un índice de gasificación de 8, casi la mitad del promedio español, es fundamental contar con tecnologías como esta, capaz de evaluar las mejores alternativas de diseño de sus futuras conexiones.
 
  • ¿Cómo surge esta colaboración con la empresa? La empresa Reganosa contactó con la USC a finales de 2011 debido a que necesitaban una herramienta que le permitiese analizar el comportamiento de la Red Española. El objetivo principal era poder emitir informes cualificados para su futura consideración por parte del Gestor Técnico del Sistema Gasista Español.
  • El proyecto GANESO se inició en el año 2011 y todavía a día de hoy se sigue perfeccionando. Esta colaboración con Reganosa cuenta ya por lo tanto un recorrido considerable, ¿se han fijado algún horizonte temporal para continuar esta colaboración? Por el momento todo apunta a que la colaboración se renovará un año más, continuando en 2017, y no hay un horizonte de terminación marcado. Mientras se sigan identificando nuevos problemas en los que se pueda ayudar con conocimiento matemático, sería natural seguir prolongando la colaboración.
  • El software desarrollado ad hoc para Reganosa, ¿qué ventajas consideran que aporta sobre otros disponibles en el mercado que puedan ser utilizados por compañías similares a ésta? Al tratarse de un mercado tan específico, el software disponible en el mercado suele tener un coste muy elevado. El software desarrollado por nosotros, además de ser competitivo con las herramientas comerciales existentes, presenta una gran ventaja para la empresa: el control sobre los futuros desarrollos, pudiendo incorporar nuevas funcionalidades bajo demanda.
  • El software desarrollado  ¿es propiedad de Reganosa? Para respetar la propiedad intelectual del mismo ¿Se ha realizado su registro? Los derechos de explotación del software son propiedad de la empresa Reganosa. En lo que respecta al registro, es un proceso que está llevando más tiempo de lo esperado, pero que se está tramitando.
  • En un proyecto con objetivos tan ambiciosos como éste, suponemos que ha habido desarrollo de nuevo conocimiento. ¿En qué medida ha sido origen de nuevas publicaciones o tesis doctorales? Estamos también muy satisfechos con el rendimiento obtenido a nivel académico con esta colaboración. Ha dado lugar a numerosas presentaciones en congresos y cerca de una decena de trabajos científicos, la mayoría de los cuales ya han sido publicados en revistas internacionales. Además, se están desarrollando dos tesis doctorales en el marco de esta colaboración, cuya defensa está prevista para 2017.
  • La transferencia de tecnología a las empresas es una realidad desde hace años, pero  en su opinión, ¿son igual de permeables todos los sectores industriales? Ciertamente, la motivación hacia la innovación y la transferencia varía en los distintos sectores. Sin embargo, en entornos como el gallego y el español, en el que la mayoría de las colaboraciones son pequeñas y medianas empresas, cobra mucha importancia la motivación específica de cada empresa, más que la tendencia predominante en su sector.  Cabe destacar que la colaboración con Reganosa es con una gran empresa, perteneciente al sector energético, uno de los más abiertos a la transferencia en los últimos años tanto a nivel nacional como internacional.
  • Desde el punto de vista académico, ¿qué factores consideran que son determinantes para la transferencia de tecnología? ¿Qué queda por hacer? Desde el punto de vista de la universidad es muy importante la mentalidad del personal investigador de la misma, que debería asumir en mayor medida la tercera misión de la universidad: la transferencia de conocimiento a la sociedad. Desde el mundo empresarial, tomar una mayor conciencia de lo que el conocimiento académico puede aportar para los procesos de innovación necesarios para mejorar la competitividad. En este sentido, también es importante la labor de difusión que se realiza desde el propio entorno académico, donde entidades y organismos como la Red math-in e ITMATI ayudan a tender puentes entre ambos mundos. Las políticas de los gobiernos a todos los niveles son de crucial importancia para potenciar todavía más esta integración del conocimiento académico en el tejido empresarial.

Equipo de trabajo del proyecto GANESO
 
Fecha: 
27/10/2016